Impresiona hablar de crisis de salas de concierto en Badajoz cuando no hace mucho tiempo disfrutábamos de varias que eran una pasada. Por lo cómodas, por la programación, por la acústica, por el ambiente.

No solo nosotros, el público, también las disfrutaban los artistas que pisaban sus escenarios.

Era normal ver flipar a músicos con las condiciones de la Sala Aftasí, “no hay salas de conciertos en Madrid o Barcelona tengan nada que envidiar a esta”. A más de una se lo oímos. O los que por fin actuaban en el Mercantil, porque era una leyenda y querían tocar donde otros artistas consumados.

Hablo de todo esto porque hace poco ha cerrado otra más, el Centro de Ocio Contemporáneo (COC). Para más dolor, un espacio multicultural.

Hablo de todo esto porque desde este club lanzamos, con motivo de nuestro primer aniversario el pasado diciembre, una señal de alerta. Se lo contamos a los medios de comunicación y alguno se hizo cargo del aviso.

En Onda Cero Radio entrevistaron a nuestro presidente por la cuestión. Aquí la tienes si quieres escucharla entera.

Badajoz en la Onda. Entrevista a Club Conciertos

Y con motivo del cierre del COC, para las noticias de Canal Extremadura TV también nos preguntaron.

¿Qué está pasando con las salas de concierto en Badajoz?

Pues vete a saber. Sin entrar en detalles aburridos, creo que todos nos olemos lo que ha venido ocurriendo. Lo acabas de ver en la noticia de Canal Extremadura…

Los empresarios que las llevan pueden llegar al cansancio, y es comprensible porque la aventura de emprender es difícil de principio a fin, además, nada es para siempre. Mi reconocimiento, felicitación y agradecimiento por su valentía. Lo digo sinceramente.

En 2006-2008 me iba fuera de Badajoz a buscar conciertos en las capitales. Empezaba la fiebre por los festivales de música. Así llegó lo bueno, bonito. En esos festivales las bandas rebosaban los carteles, y las salas pescaban a gusto.

De repente no hacía falta viajar para ver conciertos atractivos. Estaban aquí, en tu ciudad.

Depedro
Depedro. Sala Mercantil, 11 de marzo de 2009

Los gustos han cambiado. La cosa no es como era. Los que vienen detrás no siguen la estela, ¡no tienen ni idea! Escoge el tópico que quieras.

Hay menos público, es más difícil acertar con la oferta… y se suma que las trabas burocráticas son, en algunos casos, más y las ayudas, en otros, menos.

Lo cierto es que el asunto se ha venido abajo y muchas salas, como fichas de dominó en fila, han ido cayendo una detrás de otra.

¿Y ahora qué?

Algunos presentíamos que algo no iba bien, y algo había que hacer, que los lamentos valen de poco.

Así nos juntamos hace más de un año con la idea clara de organizar nuestros propios eventos y ofrecerlos a las salas de conciertos. Por un lado aseguramos un caché aceptable para las bandas y garantizamos un público para la sala, además, en un horario que no interfiere en su programación.

Nos las prometíamos felices. De hecho, tuvimos mucha suerte al empezar porque encontramos rápido una sala que entendió perfectamente nuestra visión y lo que ofrecíamos.

Dorian
Dorian. Sala Aftasí, 2009.

Parece mentira que en un año la situación haya tornado en contraria. Resulta complicado encontrar escenarios con las condiciones adecuadas y con los que crecer como queremos.

¿Y ahora qué?

Pues hay esperanza. Como miembro de la directiva de este club, lo que saco de las reuniones que celebramos es precisamente eso, esperanza. Si antes éramos útiles, ahora somos más necesarios.

Queda alguna sala, valientes como he dicho, con la que se puede trabajar. Así que insistiremos. Vamos a seguir organizando conciertos.

Ya nos hemos quejado, hemos avisado. Vamos a dar conciertos. ¡Eso sí podemos hacerlo!

Probablemente hacerte socio del Club Conciertos Badajoz ya no solo sirva para organizar unos pocos conciertos al año, también para reivindicar más espacios en tu ciudad para muchos más músicos puedan venir a tocar aquí.

Porque si somos más socios, podremos organizar más eventos, y ayudar a las salas.

Tal vez sea el mejor momento para hacerte socio.